SIRIAVIVE en La Nit de l'art

El programa de sensibilización  SIRIAVIVE salió a la calle la Nit de l'Art de Castellón para dar visibilidad al drama Humanitario en Siria y denunciar la violación de Derechos Humanos que sigue sufirendo su población después de más de 7 años de guerra. Con esta intención, la exposición 'El foco el Siria' agrupó los trabajos de los alumnos de la Escuela de Arte presentados al I Concurso de Ilustración, cuyos premios fueron entregados durante un acto en el que también participaron el director de la EASD, Miguel Monar, y la Alcaldesa de la ciudad, Amparo Marco, que junto a otros representantes institucionales quiso visitar la propuesta expositiva de la Fundación.

 

 


Las obras de los alumnos de ilustración de la escuela de arte de castelló salieron a la calle la nit de l'art

La Nit de l'art permitió a la Fundación Pulso de Vida dar continuidad a su programa de sensibilización a través del arte. SIRIAVIVE ha sido el canal de colaboración con la Escuela de Arte y Superior de Diseño de Castelló en diferentes ocasiones y, en este caso, se centró en los alumnos de Ciclo Superior de Ilustración. Por ello, la fundación no quiere dejar de destacar la predisposición con la que el equipo directivo de la EASD de Castelló acoge las propuestas que se le plantean, así como la gran implicación de los profesores del centro a la hora de llevar adelante el concurso, cuyos trabajos han configurado la exposición que salió a la calle el pasado 11 de mayo.

Esta noche tan especial fue también el escenacio elegido para  la entrega de premios, que contó con la presencia de la Alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, quien hizo entrega del cheque de 500 euros al ganador del certamen, Javier Altava. Junto a la primera autoridad municipal también visitaron la exposición un nutrido grupo de representantes institucionales y del mundo del arte, entre los que se encontraba la organizadora del evento, Yvvone Bacas,  a quien agradecemos la oportunidad de participar en la XII Nit de l'art  y, por supuesto, su trabajo.

Al acto de reconocimineto a los granadores del certamen tampoco faltaron profesores y alumnos de la EASD, ni su director, Miguel Monar, quien puso de relieve la importancia de que los estudiantes puedan, a través de propuestas como El foco en Siria, trabajar en proyectos reales, que además les auyuden a conformar una visión crítica que pueden reflejar en sus obras.

Las entrega de premios del i concurso de ilustración 'El foco en Siria' contó con la presencia de la ALcaldesa de la ciudad 

La obra de Javier Altava, 'Amanecer de un sueño' fué elegida como ganadora y  las menciones de honor se entregaron a Sofía Palmieri y a Andreu Fenollosa por 'Sydnayaland' y 'Gomet Roig' respectivamente. No obstante, desde la fundación se quiere agradecer la participación de todos los alumnos en este Concurso de Ilustración, ya que desde un principio se planteó con el doble objetivo de concienciar no solo en las aulas, sino también en la calle. Por ello, quedermos destacar la sensibilización que los propios alumnos han ejercido a través de sus obras, ya que son las que han dado visibilidad al Drama Humanitario y la violación de Derechos Humanos en Siria durante la Nit de l'art 

 

 .

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El I Concurso de Ilustración organizado por Pulso de Vida en la EASD ya tiene ganadores

La obra de Javier Altava Altaba ha sido la ganadora del Concurso de Ilustración que la Fundación Pulso de Vida ha convocado este año en la Escuela de Arte y Superior de Diseño de Castellón. Además, Sofía Pérez Palmieri y Andreu Fenollosa Arrufat han recibido también  una Mención de Honor por sus trabajos. El fallo del jurado;compuesto por miembros de la EASD, la Fundación y el diseñador Javier Juárez, se ha dado a conocer hoy, aunque la entrega de premios tendrá lugar el próximo día 11 de mayo con motivo de la Nit de l'Art.

Esta iniciativa forma parte del programa de sensibilización a través del arte con el que Pulso de Vida busca caminos alternativos para la difusión y concienciación sobre el Drama Humanitario y la violación de Derechos Humanos que vive la población civil siria. Se trata de la tercera colaboración con la Escuela de Arte y Superior de Diseño de Castellón que esperamos que pueda tener continudad con posteriores ediciones.

 


La entrega de premios del i concurso de ilustración 'El foco en Siria' tendrá lugar la nit de l'art 

La Fundación Pulso de Vida decidió convocar este concurso tras la buena acogida de las propuestas anteriores llevadas adelante en la Escuela de Arte de Castellón, en las que participaron los ciclos de Fotografía y Proyectos y dirección de obra decorativa. La predisposición de la dirección de centro y la implicación de los profesores de los diferentes CFGS ha posibilitado también la integración de las actividades en la programación de la escuela.

Finalmente han sido 34 los alumnos del CFGS de Ilustración los que se han animado a participar y que , en muchos casos, han presentado incluso dos o tres trabajos cada uno. La gran recepción de obras es ya en sí un logro para la fundación puesto que muestra la motivación de los alumnos, quienes asistieron a una sesión informativa y de sensibilización sobre la situación humanitaria y la violación de Derechos Humanos en Siria que les sirvió como base para poder desarrollar los trabajos.

Mención de Honor del I Concurso de Ilustración de la Fundación Pulso de Vida · Sofía Pérez Palmieri

 Mención de Honor del I Concurso de Ilustración de la Fundación Pulso de Vida · Andreu Fenollosa Arrufat

 

Las obras de los alumnos de la easd serán expuestas el 11 de mayo en el cruce de las calles alloza y morería 

Por tanto, la iniciativa del Concurso de Ilustración aborda una doble vertiente; la concienciación en las aulas que realiza la Fundación y la sensibilización que los propios alumnos ejercerán posteriormente a través de sus obras. Así pues, las ilustraciones  saldrán a la calle en una exposición que se llevará a cabo dentro de la programación de actos de la Nit de l'Art que organiza la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Castellón. Además, este momento ha sido también el elegido para la entrega del premio de 500 euros al ganador y las menciones de honor a los trabajos que el jurado a querido destacar.

Las calles Alloza y Moreria, en el área más cercana a su cruce, son el espacio elegido para mostrar las ilustraciones del concurso bajo el título  'El foco en Siria'.  La ubicación de la exposición pretende dar continuidad a la experiencia llevada a cabo en la pasada edición gracias a la colaboración de los locales de las zona, quienes cedieron sus cristaleras  para acoger la exposición 'Infancia Perdida en Siria'

 

 

 

 

 

 

Infancia Perdida en Siria

La muestra ‘Infancia Perdida en Siria’ permanecerá hasta el próximo día 12 de febrero en el espacio cultural La Bohemia de Castellón, donde fue inaugurada el pasado viernes, día 12, con la presencia de las activistas sirias Hanada Al Refai y Fadile Al Shami, quienes dieron testimonio de la violación de Derechos Fundamentales en el país, así como del drama humanitario que vive diariamente la población, especialmente la infancia.

La exposición reúne el trabajo fotográfico de los sirios Moustafa Sultan, Fouad Hallak y de Lens Young Dimashqi, un grupo de jóvenes fotógrafos independientes de Damasco. En la selección de imágenes puede verse tanto la dureza de la guerra y sus devastadoras consecuencias en el entorno y sus habitantes, como la mirada pura de las niñas y niños que, incluso en estas duras circunstancias, buscan espacios para seguir jugando o se esfuerzan por continuar asistiendo a las improvisadas aulas o a lo que queda de ellas.


las instantáneas muestras el día a día del drama humanitario de las niñas y niños sirios en medio de una guerra de casi 7 años

Con esta exposición, en este caso gracias a la colaboración de La Bohemia, la Fundación Pulso de Vida da continuidad al programa de sensibilización a través del arte con el que se pretende abrir otra vía de concienciación, diálogo intercultural y educación para una ciudadanía global; único camino hacia un mundo corresponsable, más justo y solidario.

Lamentablemente, como comentó en la inauguración el Presidente de la Fundación, Dr. Bassam El Abdulla, muchos de los niños que aparecen en las imágenes de esta exposición no han conocido otra realidad que no sea la de vivir bajo las bombas, con falta de alimentos, agua potable y sin acceso a educación, ni a medicamentos o a una atención sanitaria suficiente.

Después de casi 7 años de guerra, lejos de mejorar la situación, estos días las zonas de Al Ghouta Oriental, Idlib y Hama están viviendo la misma masacre sufrida en Alepo y en el resto de Siria. Desde el inicio del conflicto son varias las organizaciones humanitarias internacionales las que ha denunciado el impune ninguneo al Derecho Internacional Humanitario, ya que han sido constantes los ataques a objetivos civiles como hospitales, mercados o escuelas. También la Comisión de Investigación de la ONU ha constatado el uso de armamento prohibido, como armas químicas o bombas de racimo.

  • De acuerdo con los datos de la Red Siria de Derechos Humanos, más 1378 colegios han sido destruidos y 3.200.000 niñas y niños se han quedado sin acceso a la educación.
  • Las víctimas infantiles de esta guerra ascienden ya a más de 26.400, entre ellas 186 por el uso de armas químicas, y estas solo son las que ha podido documentar correctamente  la Red Siria de Derechos Humanos. Además, cada día aumenta la cifra de niños mutilados a consecuencia de los ataques o por los restos de armas sin explotar que han dejado minado gran parte del territorio.
  • Desolador es también el porcentaje de niños huerfanos en Siria a causa de la guerra. Según Unicef el 10% de ellos ha perdido a alguno de sus progenitores o a ambos.

 

los restos sin explotar  son igual de peligrosos  que  las minas antipersona y el número de niños mutilados asciende a diario

Según los últimos datos facilitados por ACNUR, existen ya más de 5 millones de refugiados sirios, entre ellos más de 2.5 millones son niños. Lamentablemente son muchos también los que han perdido la vida en ese intento de huída y se han quedado en esa gran fosa común en que se ha convertido el mar Mediterráneo. Muchos otros no han huido de las fronteras del país, pero sí se han visto obligados a desplazarse de forma interna, más de 6’5 millones, sobre todo en las provincias de Alepo, Idlib, Deir Ezor y el área rural de Damasco.

Como consecuencia, según datos de la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU, más de 13,5 millones de personas viven en situación de necesidad y más de 1 millón de civil, entre ellos  250.000 niños, están atrapados en zonas completamente sitiadas, sin ninguna posibilidad de acceso a ayuda humanitaria. Esto supone falta de alimentos, agua potable, medicamentos y a penas asistencia sanitaria.

En estas circunstancias, la infancia es el segmentos de la población más vulnerable. De hecho, informes como los de Save The Children constatan las tremendas secuelas psicológicas, además físicas, con las que el conflicto continúa marcando a estos pequeños, que en su mayoría sufren lo que se conoce como ‘estrés tóxico’. Incluso, se habla ya de síndrome de la devastación humana, una nueva denominación creada por el personal médico que los atiende ante la imposibilidad de clasificar los graves síntomas que muestran y que describe el nivel del sufrimiento y desesperación al que se han enfrentado.

Esta es la realidad a la que se enfrenta alrededor de 8 millones de niñas y niños sirios, según datos de UNICEF. Por ello, desde la Fundación Pulso de Vida se quiere abrir esta ventana al día a día de una infancia que sufre una guerra que se prolonga ya cerca de 7 años y que, por tanto, muchos de estos niños es la única realidad que han conocido en su corta edad.

 

 

 

 

Siria: 232 ataques con munición en racimo en un año

La Convención sobre Municiones en Racimo, aprobada el 30 de mayo de 2008, prohíbe ampliamente las municiones en racimo, requiere la destrucción de las existencias en un plazo de ocho años, la eliminación de las zonas contaminadas con restos de municiones en racimo en 10 años y la prestación de asistencia a las víctimas.

“La mayoría de los países están haciendo progresos constantes para erradicar las municiones de racimo, pero se requiere un mayor esfuerzo para disuadir el uso en países que no se han unido al tratado internacional para prohibir estas armas” aseveraron desde Human Rights Watch durante el lanzamiento del informe Cluster Munition Monitor 2017

Siria continua siendo, un año más, uno de esos países a los que la Comunidad Internacional debería disuadir del uso de este armamento, pero que sigue usándolo de manera impune. De acuerdo con los informes de esta Coalición, desde que en 2012 se detectarse el uso de munición en racimo en el conflicto sirio, se han producido más de 360 ataques con este tipo de munición por parte del Régimen Sirio, unos ataques que se incrementaron desde la entrada de Rusia en la guerra a finales de septiembre, a quien los informes atribuyen 175 ataques hasta febrero de 2017.


las municiones de racimo fueron utilizadas contra blancos civiles en lugar de para lograr objetivos militares específicos

Cluster Munition Monitor 2017 es el informe anual de la Coalición de Municiones en Racimo (CMC), la coalición mundial de organizaciones no gubernamentales cofundada y presidida por Human Rights Watch. El grupo trabaja para asegurar que todos los países se unan y adhieren al tratado de 2008 que prohíbe las municiones de racimo y que requiere autorización y asistencia a las víctimas.

La evidencia registrada por activistas locales, periodistas, personal de primeros auxilios, personal médico y otros agentes locales señalan al menos 238 ataques usando municiones de racimo en Siria entre agosto de 2016 y julio 2017. De los remanentes de municiones de racimo que pudieron identificarse, 115 ataques involucraron el uso de submuniciones AO-2.5RT y 65 ataques usaron submuniciones ShOAB-0.5 entregadas por bombas de la serie RBK lanzadas por el aire soviético / Rusia.

 Ya en el informe de 2016 se pedía al Consejo de Seguridad de la ONU que aprobara una resolución sobre la prohibición de las municiones en racimo en Siria, similar a lo que ocurrió con las armas químicas. Además, se exigia responsabilizar a Rusia por sus violaciones, aunque sea un miembro permanente del Consejo de Seguridad. El informe describe el uso de municiones en racimo por parte de las fuerzas rusas como una violación de los principios de distinción y proporcionalidad establecidos en el derecho internacional humanitario. “Los incidentes incluidos en este informe constituyen crímenes de guerra, especialmente porque las evidencias sugieren que las municiones de racimo fueron utilizadas contra blancos civiles en lugar de para lograr objetos militares específicos” aseguran desde Human Rights Watch.

Las municiones en racimo fueron prohibidas debido a su efecto indiscriminado generalizado en el momento del uso, y al peligro duradero que representan para los civiles una vez que el conflicto ha cesado. Este tipo de armamento puede ser disparado por artillería y cohetes o lanzadas por aviones como bombas que se abren en el aire para liberar varias bombas más pequeñas o submuniciones sobre un área del tamaño de un campo de fútbol. Las submuniciones a menudo no explotan en el impacto inicial, dejando restos  que representan el mismo peligro que las minas terrestres hasta que se limpian y destruyen.

los restos sin explotar  son igual de peligrosos  que  las minas antipersona

Esta coalición registro en Coalición de Municiones en Racimo registró al menos 971 nuevas víctimas de municiones de racimo durante 2016, incluyendo 860 en Siria y 38 en Yemen. La mayoría de las víctimas en Siria y Yemen ocurrieron durante ataques con municiones en racimo, mientras que otras fueron causadas por submuniciones sin estallar. "Los últimos cinco años de uso de municiones en racimo en Siria es un ultraje y contribuye al legado cada vez mayor de contaminación por minas terrestres y restos explosivos de guerra", dijo Mary Wareham, directora de defensa de la división de armas de Human Rights Watch y editora del informe. "Los actores locales están haciendo esfuerzos heroicos para limpiar y destruir estas armas, que representan un obstáculo fundamental para el acceso a la ayuda en todo el país".

Finalmente Wareham recalcó: "Las afirmaciones de países como Arabia Saudita, Siria y Rusia de que las municiones de racimo pueden ser utilizadas discriminatoriamente bajo las leyes de la guerra son simplemente erróneas".

 

 

 

 

 

Yemen alcanza los 500.000 casos de cólera y suma 5.000 más diariamente

El número total de casos de cólera en el Yemen ya ha alcanzado la escalofriante cifra de 500 000 personas, según ha informado la Organización de la Salud (OMS). Medio millón de infectados por el cólera en la que es ya una de las peores crisis humanitarias del mundo, en medio de una guerra que se prolonga durante más de 2 años y medio, pero que parece ya olvidada, al menos por los medios de comunicación generalistas.

Desde que a finales de abril se iniciara la rápida propagación del brote de cólera han muerto cerca de 2000 personas .A pesar de la reducción de la carga global de casos en todo el país en el mes de julio, de acuerdo con los datos que baraja la OMS, se registran diariamente 5.000 nuevas infecciones, por lo que la enfermedad sigue propagándose con rapidez y se ha convertido en la más extensa de todo el mundo.


El cólera, que ya ha matado a cerca de 2.000 personas, se propaga en yemen con 5.000 nuevos casos diarios

Esta mortal enfermedad, que se trasmite por el agua, ha encontrado en Yemen las condiciones perfectas para su propagación sin freno; el deterioro de las condiciones higiénicas, de saneamiento y del suministro de agua en todo el país. Millones de personas no disponen de agua limpia y la recogida de basura se ha interrumpido en las principales ciudades. Además, el sistema de salud se ha desmoronado, ya que según datos de la OMS más de la mitad de todos los centros de salud han cerrado por estar dañados o destruidos o por falta de fondos. La escasez de medicamentos y suministros es generalizada y 30 000 trabajadores de la salud no reciben su sueldo desde hace casi un año.

«Los profesionales de la salud del Yemen trabajan en condiciones imposibles. Miles de personas están enfermas, pero no hay suficientes hospitales, ni medicamentos, ni siquiera agua limpia. Los médicos y enfermeros son la columna vertebral de la respuesta sanitaria: sin ellos no podemos hacer nada en el Yemen. Deben percibir su sueldo para poder seguir salvando vidas», señaló el Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud.

La OMS lamenta que esta situación ha llevado a que cerca de 15 millones de persona no tengan acceso a servicios de salud básicos, ya que el 99% de los que sí pueden acceder a estos servicios sanitarios sobreviven al cólera. Por ello el Dr. Tedros declaró:«Para salvar vidas en el Yemen en estos momentos debemos apoyar el sistema de salud, y especialmente a los trabajadores sanitarios. Instamos a las autoridades yemeníes —y a todos los que en la región y otros lugares puedan contribuir de algún modo— a que encuentren una solución política a este conflicto que tanto sufrimiento ha provocado. El pueblo del Yemen no puede soportar esta situación durante mucho más tiempo. Necesitan paz para reconstruir sus vidas y el país».

 

Pero de momento, esta guerra de la que apenas se habla se ha cobrado la vida de más 11.000 personas, entre las que se estima que cerca de 2.000 eran mujeres y niños. Sólo en 2017 han muerto 500 personas y prosiguen las denuncias por secuestros, desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias y torturas. Entidades como Amnistia Internacional o El Comité Internacional de la Cruz Roja han puesto el foco en esta violación de los Derechos Humanos.

Como siempre la población civil es la que sufre las consecuencias de la sinrazón de la guerra, que además de con bombas los mata indirectamente de enfermedad o de hambre. Según la FAO ( Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) la inseguridad alimentaria amenaza a más de 17 millones de personas en Yemen. Los más vulnerables, los niños, entre los que se calcula cerca de 1 millón de casos de malnutrición.

no solo las bombas matan,  las muertes por enfermedad y hambruna  derivan también de la acción del hombre

 

SYRIA, 6 AÑOS DE CRÍMENES DE GUERRA CON IMPUNIDAD

Tras más de 6 años de guerra la población civil Siria sigue atrapada en un conflicto sin “límites”, en el que las violaciones del Derecho Internacional Humanitario y los atroces crímenes de guerra se han ido sucediendo con total impunidad por el momento. Los múltiples ataques con armamento prohibido por el Derecho Internacional, 25 de ellos demostrados por la ONU, son buena muestra de la barbarie bajo la que vive el pueblo sirio.

Son muchas las ONG internacionales que han denunciado las dificultades y peligros a los que tienen que hacer frente para desarrollar su trabajo dentro del país y es que los ataques a objetivos civiles; como infraestructuras sanitarias, escuelas, mercados o incluso convoyes de ayuda humanitaria, han sido constantes. Solo durante el último mes se ha producido más de 54 ataques a instalaciones civiles vitales según Syrian Network Human Rigths SNHR.


más de 800 civiles muertos el último mes, 5.381 si contabilizamos la primera mitad del año

La consecuencia directa, como siempre, el sufrimiento extremo de una población civil que, además de vivir bajo los bombardeos, se ve abandonada, sin acceso a la ayuda humanitaria y en muchas ocasiones completamente sitiada; sin agua potable, alimentos o los medicamentos más básicos.

A pesar de los múltiples ‘acuerdos de alto el fuego’ o la reciente negociación de establecimiento de “zonas de distensión”, los informes de SNHR hablan de más de 220 bombas de barril caídas en el mes de julio, muchas de ellas en estas supuestas ‘zonas libre de bombardeos’ que contemplaban áreas de la provincia de Idlib, el centro de la provincia de Homs, Guta Oriental (provincia de Damasco) y en el sur del país, las provincias de Daraa y Quneitra. Según datos documentados por SNHR, estos ataques han provocado la muerte en el último mes de más 800 civiles, 5.381 si contabilizamos toda la primera mitad del año

Entre los ataques registrados en 2017 han sido también varias las denuncias por el uso de armas prohibidas, otro de los puntos candentes de esta guerra. El último caso, del que Human Rights Watch (HRW) acusa a la Coalición Internacional, se produjo el pasado mes de junio en Raqqa, donde se constató el uso de fósforo blanco. Ampliamente difundido fue también el ataque con gas cloro en Jan Sheijun, atribuido al regimen sirio, el pasado mes de abril con una elevada cifra de muertos y heridos entre ellos mujeres y niños. 

Un total de 25 ataques con armas químicas ha podido demostrar, por el momento, la Comisión de Investigación de la ONU para las violaciones de Derechos Humanos en Siria. Aunque son muchos los ataques que no se ha conseguido documentar, sí quedó probado por ejemplo que las fuerzas áreas sirias atacaron con gas cloro la parte oriental de Alepo durante el asedio de la ciudad.

DEL PONTE: "CRÉEME, LOS CRÍMENES TERRIBLES COMETIDOS EN SIRIA NO LOS VI NI EN RUANDA NI EN LA EX YUGOSLAVIA. 

Esta misma Comisión de Investigación se ha convertido en noticia esta semana por la dimisión de una de sus integrantes, Carla del Ponte, quien ha esgrimido la frustración ante la falta de acción por parte de Consejo de Seguridad para abandonar el puesto. Según esta fiscal, experta en crímenes de guerra por su experiencia fiscalizando los horrores de Ruanda y la ex Yugoslavia, estas investigaciones no tienen ninguna fuerza si no se establece un tribunal que imparta justicia.

Durante más de 6 años, esta entidad ha recopilado datos con entrevistas, informes y pruebas documentales sobre ataques químicos, asedios, bombardeo de convoyes humanitarios y el genocidio a la población yazidí. Estas investigaciones les han llevado a elaborar una lista de criminales de guerra sospechosos que quedarán impunes si no se crea un tribunal competente que los juzgue.

"Mientras el Consejo de Seguridad no haga nada yo no tengo poder", criticó del Ponte, quien además añadió: "Créeme, los crímenes terribles cometidos en Siria no los vi ni en Ruanda ni en la ex Yugoslavia. Creíamos que la comunidad internacional había aprendido de Ruanda. Pero no, no aprendió nada".

Barreras a la educación a las que se enfrentan los menores sirios en Jordania

Los más de 6 años de guerra en Siria han provocado, además de 6,3 millones de desplazados internos, la huída de más 5 millones de personas que se han convertido en refugiados, sobre todo en los países limítrofes. Lamentablemente, la capacidad de reacción de estos países de acogida a una llegada masiva de refugiados es limitada, tanto por la ausencia de recursos e infraestructuras necesarias como por la falta de más ayuda internacional.

Estas limitaciones repercuten directamente en las condiciones en que se atiende a la población refugiada. Este es el caso de Jordania, que acoge ya a cerca de 700.000 refugiados, lo que supone el 10% del total de la población del país, cifras que superan el número de acogidos por todos los países de la Unión Europea. Por tanto, como señala María González-Úbeda Alférez en su análisis ‘Refugiados sirios en Líbano y Jordania: la solidaridad y sus límites’ publicado por el Real Instituto El Cano: “… las dificultades no terminan en la frontera, sino que se extienden a las condiciones de vida una vez dentro de los dos países, ya que ni Jordania ni Líbano han firmado la Convención del Estatuto de los Refugiados de 1951 (Convención de La Haya), lo que conlleva importantes lagunas en los derechos otorgados a los refugiados”.


Datos de: OCHA Syria 

jordania acoge a 226.000 NIÑAS Y NIÑOS REFUGIADOS SIRIOS, el 97% tiene dificultades de acceso a la educación

Entre las numerosas dificultades a las que se enfrenta la población siria refugiada en Jordania se encuentra la falta de acceso a la educación. Según datos del ACNUR (Agencia de Naciones Unidas para la Refugiados) en Jordania hay 226.000 niñas y niños en edad escolar, entre los 5 y 7 años, de los cuales unos 80 mil no recibieron educación formal en 2015. Ya en 2014, cerca de 77 mil menores sirios no pudieron continuar sus estudios debido a la regla de los 3 años, que establece que si un niño es 3 años mayor que sus compañeros debe abandonar el colegio.

Por supuesto, uno de los principales motivos que impiden el acceso a una formación reglada a estos niños y niñas sirios refugiados en Jordania es la falta de recursos económicos suficientes. Se estima que un 86% de los refugiados sirios en Jordania viven por debajo del umbral de la pobreza, motivo por el cual Naciones Unidas denuncia que el 97% de las niñas y niños en esta situación están expuestos a un alto riego de no asistencia a la escuela por problemas económicos y calcula que en torno a unos 10 mil ya han abandonado los estudios.

No obstante, aunque los motivos económicos son la principal causa de abandono escolar (el 51% de los hogares que sus hijos abandonaron la escuela necesitan asistencia en efectivo para poder volver a inscribirlos en las escuelas), la seguridad o la distancia hasta los centros educativos suponen también una importante barrera para los menores sirios en Jordania. Otra seria dificultad son las condiciones en las que se encuentran los centros educativos. En 2015 Human Rights Watch denunció en un informe que varias de las 9 escuelas del campo de Zaatari no disponían de agua, luz, ni incluso de ventanas.

Además, cabe señalar que el problema de la educación ya marcó a estos niños en su país de origen, donde las violaciones del Derecho Internacional han sido constantes y el ataque directo a objetivos civiles ha destruido cerca de 6.000 escuelas. En esta situación, los escolares que optaron por recibir educación no reglada, para suplir estas carencias, ahora se encuentran con que no pueden acceder a la educación pública, ya que estos programas educativos no les ofrecen certificados válidos para el Miniterio de Educación y, por tanto, no pueden continuar su educación en centros públicos.

Lamentablemente el problema no acaba aquí, ya que más de 108 mil niñas y niños nacidos desde el inicio de la guerra en Siria no dispone de actas de nacimiento y, por tanto, esto supone que no podrán asistir a la escuela pública los próximos años.

‘Sira en el Objetivo’ en el Hotel del Golf Playa-Castellón

La Fundación Pulso de Vida continua la labor de sensibilización sobre el drama humanitario que vive la población civil en Siria a través del programa Siria Vive, del que forma parte la exposición ‘Siria en el Objetivo’.

La muestra fotográfica podrá volver a visitarse en Castellón gracias a la implicación del Hotel del Golf Playa-Castellón, que ha querido colaborar con Pulso de Vida y ha ofrecido sus instalaciones para dar difusión a esta iniciativa de concienciación. El salón–cafetería Tropicana acoge, desde el 16 de junio hasta el próximo 16 de julio, las instantáneas de tres fotógrafos sirios en las que se refleja la vida cotidiana de la población de un país inmerso en una guerra desde hace más de 6 años.


El salón–cafetería Tropicana acogerá durante un mes una exposición fotográfica que busca abrir una ventana al día a día de la población civil siria

Los clientes del Hotel del Golf Playa-Castellón, así como todos los que se animen a visitar la exposición y disfrutar de sus instalaciones, podrán acercarse a esa ventana que se abre al día a día de las sirias y sirios con los trabajos de Abdulrahman Kelani, Hosam Katan y Moustafá Jacoub. Las instantáneas que reúne ‘Siria en el Objetivo’ van desde la fotografía documental y de guerra hasta imágenes más artísticas y el montaje digital, pero en todos los enfoques coincide la búsqueda de humanidad ante el drama de la población civil.

Cabe recordar que el conflicto sirio cumplió seis años el pasado més de marzo y que, de acuerdo con los últimos datos de ACNUR, en este periodo más de 5 millones de sirias y sirios se han convertido en refugiados. Además, cerca de 6,5 millones de personas se han visto obligadas a desplazarse de manera interna en el país, tanto por las bombas como por la falta de alimentos, agua o medicamentos. Como consecuéncia, la OCHA (Oficina de Naciones Hunidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios) señala que más de 13,5 millones de personas viven en en situación de necesidad; entre ellas 4 millones viven en zonas de muy dificil acceso a la ayuda humanitaria y en torno a un millón en zonas completamenta sitiadas. Los niños y niñas son los más vulnerables en estas circunstáncias y, de acuerdo con los últimos datos de UNICEF, más de 8 millones de menores sirios viven en situación de necesidad y cerca de 5’8 millones se encuentran en zonas de guerra.

Una parte de ‘Infancia perdida en Siria’ salió a la calle la Nit de l’Art en Castellón

La Fundación Pulso de Vida sacó a la calle la Nit de l’Art una selección de algunas de las instantáneas que componen la muestra fotográfica ‘Infancia Perdida en Siria’. Esta exposición, que en su formato original reúne 47 obras, pasó la noche del pasado viernes 19  a una versión micro de tan solo 12 fotos, con las que igualmente se pretendía concienciar y sensibilizar sobre el drama humanitario al que se enfrentan las niñas y niños en Siria tras más de 6 años de guerra.


Las cristaleras de Platos Rotos, Spoonful, Candela y Las bocas marcaron el recorrido por esta versión micro de la exposición fotográfica 'infancia perdida en siria'

Gracias a la colaboración de Platos Rotos, Spoonful, Candela y Las bocas, la exposición se realizó en la parte exterior de las cristaleras de estos locales de ocio y restauración ubicados entre la calle Alloza 185 y Morería 6 y 8. Por lo que, a partir de las 19 horas, los viandantes pudieron visitar esta pequeña exposición que reúne trabajos de los fotográfos sirios Moustafa Sultan, Fouad Hallak y de Lens Young Dimashqi, un grupo de jóvenes fotógrafos independientes de Damasco. Este proyecto, que se enmarca en el programa de sensibilización a través del arte, ‘Siria Vive’, busca reflejar la vida cotidiana de unas niñas y niños que ,por su corta edad, en muchos casos no han conocido otra realidad que la guerra.

La infancia es uno el segmentos de la población que se enfrenta con mayor vulnerabilidad a las consecuencias de la guerra. La mayoría sufre carencia alimentaria potenciadas por consumo de agua en mal estado y falta de acceso a medicamentos básicos. Además, casi todos han perdido a familiares y amigos y han vivido situaciones de bombardeo directo. Como consecuencia, un elavado porcentage padece estrés tóxico y muchos otros lo que se conoce como ‘Síndrome de la Devastación Hunama’, la nueva denominación con la que los profesionales sanitarios han calificado unos síntomas que dejan ver el grado de sufrimiento al que la población civil siria ha tenido que enfrentarse.

 

La muestra fotográfica 'Infancia perdida en Siria’ presentada en la sala de exposiciones de la Fundación Dávalos-Fletcher

La muestra fotográfica ‘Infancia Perdida en Siria’ permanecerá hasta el próximo día 7 de mayo en la sala de exposiciones de la Fundación Dávalos-Fletcher, donde fue inaugurada el pasado viernes con la asistencia del concejal de Bienestar Social, José Luis López. Durante el acto, el edil remarcó la importancia de este tipo de iniciativas que contribuyen a visualizar y sensibilizar sobre el drama humanitario en Siria y mostró su apoyo a la Fundación Pulso de Vida para seguir trabajando en esta línea.


Los representantes de la Fundación Dávalos Fletcher y Pulso de Vida junto al Concejal de Bienestar Social José Luis López (izquierda) 

FOTOGRAFOS DE ALEPO Y DAMASCO retratan la situación que viven las niñas y niños en medio de la guerra siria

Gracias a la colaboración de la refinería de BP en Castellón y de la Fundación Dávalos–Fletcher, estas instantáneas sobre la situación que viven las niñas y niños en medio de la guerra siria forma parte ya del programa de sensibilización a través del arte con el que Pulso de Vida pretende concienciar sobre la realidad que viven los niños, así como la población civil en general, atrapados en un conflicto que ha entrado ya en su séptimo año.

‘Infancia perdida en Siria’ reúne el trabajo fotográfico de Moustafa Sultan, Fouad Hallak y de Lens Young Dimashqi, un grupo de jóvenes fotógrafos independientes de Damasco. Este proyecto, que se enmarca en el programa ‘Siria Vive’, agrupa un total de 47 obras que van desde la fotografía documental hasta la artísticas, pero en las que siempre se busca reflejar la vida cotidiana de la infancia en medio del conflicto. En la selección de trabajos puede verse tanto la dureza de la guerra y sus devastadóras consecuencias en el entorno y sus habitantes, como la mirada pura de los niños y niñas que, incluso en estas duras circunstancias, buscan espacios para seguir siéndolo y jugar entre las ruinas, llenar de color las paredes o continuar asistiendo a las improvisadas aulas o a lo que queda de ellas.

De acuerdo con los últimos datos facilitados por ACNUR, existen ya más de 5 millones de refugiados sirios, entre ellos más de 2.5 millones son niños. Lamentablemente son muchos también los que han perdido la vida en ese intento de huída y se han quedado en esa gran fosa común en que se ha convertido el mar Mediterráneo. Muchos otros no han huido de las fronteras del país, pero sí se han visto obligados a desplazarse de forma interna, más de 6 millones, sobre todo en las provincias de Alepo, Idlib, Deir Ezor y el área rural de Damasco.

Como consecuencia, según datos de la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU, más de 13,5 millones de personas viven en situación de necesidad (datos de la OCHA) y más de 1 millón de civil, entre ellos 250.000 niños, están atrapados en zonas completamente sitiadas, sin ninguna posibilidad de acceso a ayuda humanitaria. Esto supone falta de alimentos, agua potable, medicamentos y a penas asistencia sanitaria.

En estas circunstancias, la infancia es el segmentos de la población más vulnerable. De hecho, hay diferentes informes que constatan las tremendas secuelas psicológicas, además físicas, con las que el conflicto continúa marcando a estos pequeños, que en su mayoría sufren lo que se conoce como ‘estrés tóxico’. Incluso, se habla ya de síndrome de la devastación humana, una nueva denominación creada por el personal médico que los atiende ante la imposibilidad de clasificar los graves síntomas que muestran y que describe el nivel del sufrimiento y desesperación al que se han enfrentado.

Esta es la realidad a la que se enfrenta alrededor de 8 millones de niñas y niños sirios, según datos de UNICEF. Por ello, desde la Fundación Pulso de Vida se quiere abrir esta ventana al día a día de una infancia que sufre una guerra que se prolonga ya más de 6 años y que, por tanto, muchos de estos niños es la única realidad que han conocido en su corta edad.

‘Infancia perdida en Siria’ se inaugura este viernes, día 28, en la sala Dávalos-Fletcher

La Fundación Pulso de Vida inaugurará el próximo viernes, día 28, la muestra fotográfica ‘Infancia Perdida en Siria’ en la sala de exposiciones de la Fundación Dávalos-Fletcher, donde podrá visitarse hasta el día 7 de mayo. Gracias a la colaboración de la refinería de BP en Castellón y de la Fundación Dávalos–Fletcher, estas instantáneas sobre la situación que viven las niñas y niños en medio de la guerra siria forma parte ya del programa de sensibilización a través del arte con el que Pulso de Vida pretende concienciar sobre el drama humanitario que sufre diariamente la población civil, atrapada en un conflicto que ha entrado ya en su séptimo año.


FOTOGRAFOS DE ALEPO Y DAMASCO MUESTRAN LA VIDA DE LAS NIÑAS Y NIÑOS TRAS 6 AÑOS DE GUERRA

‘Infancia perdida en Siria’ reúne el trabajo fotográfico de Moustafa Sultan, Fouad Hallak y de Lens Young Dimashqi, un grupo de jóvenes fotógrafos independientes de Damasco. Este proyecto, que se enmarca en el programa ‘Siria Vive’, agrupa un total de 47 obras que van desde la fotografía documental hasta la artísticas, pero en las que siempre se busca reflejar la vida cotidiana de la infancia en medio del conflicto. En la selección de trabajos puede verse tanto la dureza de la guerra y sus devastadóras consecuencias en el entorno y sus habitantes, como la mirada pura de los niños y niñas que, incluso en estas duras circunstancias, buscan espacios para seguir siéndolo y jugar entre las ruinas, llenar de color las paredes o continuar asistiendo a las improvisadas aulas o a lo que queda de ellas.

La infancia es uno el segmentos de la población que se enfrenta con mayor vulnerabilidad a las consecuencias de la guerra. De hecho, son varios los informes que constatan las tremendas secuelas psicológicas, además físicas, con las que el conflicto continúa marcando a estos pequeños, que en su mayoría padecen lo que se conoce como ‘estrés tóxico’. Por ello, desde la Fundación Pulso de Vida se quiere abrir esta ventana al día a día de los niños y niñas sirios que sufren una guerra que se prolonga ya más de 6 años y que, por tanto, muchos de ellos es la única realidad que han conocido en su corta vida.

La película sobre los Cascos Blancos es galardonada con un Oscar mientras sus miembros rescatan a víctimas de entre los escombros en Areha

La labor de los Cascos Blancos ha sido reconocida esta semana por parte de la Academia del Cine por excelencia y es que ha ganado el premio al Mejor Cortometraje Documental en la Gala de los Oscar de 2017. La rápida de los hechos narración muestra el día a día de la Defensa Civil rescatando a civiles como ellos de entre los escombros mientras también velan por su propia integridad y de la de sus familiares. No obstante, de manera simultánea a este reconocimiento internacional unánime los miembros de la Defensa Civil recuperaban los cuerpos de los civiles bajo los escombros de sus casas en la ciudad de Areha, a la afueras de la provincia de Idlib, tras más de cuatro bombardeos que impactaron sobre un complejo de viviendas adyacentes.

VER MÁS

Situación del periodismo en Siria en 2016: 52 profesionales de los medios y activistas asesinados

El Centro Sirio para la Libertad de Prensa y la Asociación de Periodistas Sirios han difundido un informe que habla sobre las violaciones que ha sufrido la libertad de prensa y los propios profesionales de los medios de información en Siria durante el último año a propósito del aniversario de la constitución de una de las organizaciones. El documento lleva por nombre ‘Alepo, símbolo del sufrimiento humano’ e informa de que a lo largo de 2016 se han producido 183 infracciones, entre las que se incluyen 52 muertes de activistas y profesionales de la información. No obstante, otros organismos como Reporteros Sin Fronteras, en el marco del acto de presentación del balance de 2016, hablan de 19 profesionales asesinados en el país, bien por los terroristas de Daesh o por el régimen de Bashar Al Assad. Esta disparidad de datos puede deberse a que en Siria la figura del periodista ciudadano se ha popularizado hasta el punto de que cualquier persona con un dispositivo de grabación y que difunda contenidos es considerada como tal, aunque ellos prefieren llamarse activistas de la información o de los medios de comunicación.

Continuar leyendo

El alto el fuego no es un impedimento para que las instalaciones médicas de Siria sean objetivo de los ataques

A pesar del alto el fuego pactado en el marco de la Resolución 2336 (31 de diciembre) del Consejo de Resolución de la ONU y que ha sido el último paso entre la oposición armada y el gobierno para acabar con la violencia en el país, se han sucedido los enfrentamientos, bombardeos (incluso con armamento prohibido como las bombas de cloro como el que ha sucedido en Irbin en las últimas horas y ha acabado con la muerte de una persona) y ataques a infraestructuras civiles como hospitales. Las cifras en enero en lo que respecta a ataques a infraestructuras sanitarias han sido bajas en comparación con otros meses con motivo del cese de la violencia, no obstante, resulta sorprendente que aún así se hayan producido.

VER MÁS

Siria, el lugar en el que los males sin aparente complicación no tienen remedio

Son muchas las afecciones y enfermedades, que aparentemente no conllevan ninguna complicación, pero que en Siria se convierten en un calvario para los que las sufren y también para el personal médico que permanece ahí y que gestiona los escasos recursos y materiales sanitarios de los que se dispone. Los cálculos renales son una de ellas y hay zonas, como la provincia de Idlib, en las que las personas que las sufren no tienen la posibilidad de tratarse o han de hacerlo pagando por ello, siendo un gasto que, en un contexto de guerra, no todos pueden permitirse.

VER MÁS

Las mujeres sirias que están en Turquía se mueven en el limbo a la espera de reunirse con los familiares que residen en Europa

Aunque no era su destino ni el lugar en el que tenían pensado pasar más del tiempo necesario, como quien hace una breve escala entre el punto de partida y el destino para reponer fuerzas, algunas mujeres sirias llevan varios meses en Turquía esperando a que los procesos de reagrupación familiar tramitados por sus esposos o prometidos en los países europeos en los que se encuentran sean admitidos. El medio de comunicación Souriatna Press recoge el testimonio de mujeres que “han sido forzadas a permanecer en territorio turco de manera indefinida, muchas de ellas con hijos y sin ningún tipo de ayuda económica, mientras sus solicitudes de reunificación son revisadas por los gobiernos europeos.

VER MÁS

ico facebookico twitterico videoico mail